Si insistes en que la clave de tu éxito en redes sociales radica en el número de likes, seguidores o comentarios vas por mal camino.

Hoy estamos en la era de lo social, de compartir, de referir, de opinar y conectarse. De buscar contenido de forma inmediata y simple a través de nuestros dispositivos móviles en internet, estamos en la era de los micro-momentos, (interacciones rápidas y cortas por medio de un wearable, término acuñado por la agencia Forrester el año pasado). Y en esta era lo que realmente importa es aprender a “conectar” con nuestras audiencias a un nivel mucho más allá de solo comunicar, donde los “fans” son más que números, son personas con las que converso y a las que enamoro, donde los “likes” no son números comprados, son la respuesta a contenidos irresistibles.

 

Las redes sociales para las PYME son un valioso canal de comunicación bidireccional con sus prospectos y clientes.

 

Son una valiosa oportunidad de conocer al mercado, generar fidelidad, educar sobre productos o servicios, pero sobre todo de crear comunidad entorno a la marca.

Para lograr esto, los negocios deben entender que las redes sociales son mucho más que un medio para transmitir la información que a la empresa le interesa compartir, son un medio para hacer “networking”, para generar “engagement” con la audiencia adecuada, para enamorarla e impulsarla a la referencia.

Muchas empresas han terminado desencantadas con su presencia en redes sociales por la falta de resultados inmediatos. Y en la mayoría de los casos, esta falta de resultados radica en el escaso conocimiento del medio y la ausencia rotunda de estrategia.

La presencia en redes sociales no es un trabajo sencillo, ni simple si buscas resultados óptimos. No es suficiente que publiques contenidos curados o de tu propia autoría, no es suficiente que diviertas a tu audiencia con bromas o imágenes de gatitos, si buscas tener éxito en las redes sociales debes empezar a pensar de forma más profesional y darle su lugar a la estrategia.

Observo muchas empresas pequeñas o medianas que andan en Twitter o Facebook publicando contenido constantemente, siendo coherentes con su marca, con buen branding y promocionando sus productos/servicios de forma sutil, y aún así…. No logran los resultados deseados. ¿por qué no funcionan? ¿por qué no incrementar sus ventas, sus llamadas de informes, su tráfico o sus leads?

La respuesta no es sencilla, la competencia ya es feroz en el mundo social, las reglas del juego de Google, Facebook, Twitter y otras más cambian de forma constante favoreciendo siempre primero al usuario que a la marca, así que la fórmula para que tu empresa logre resultados en las redes sociales es cada día más compleja, y requiere de mayor estrategia para sobresalir. Sin estrategia es poco probable que puedas lograr resultados reales, a menos que lo único que busques es esa carrera de ego en la que muchas marcas han caído, donde lo que importa es el número de likes o seguidores para saberse bueno o no. Te sugiero que no le entres a este juego, donde tú eres el primero que perderá.

 

[Tweet “Sin estrategia, no hay resultados en las Redes Sociales. #RRSS”]

 

Busca resultados reales para tu negocio en redes sociales mediante una estrategia integral.

A continuación te dejo lo que considero son las 10 claves que debes tomar en cuenta como PYME para poder tener éxito en las redes sociales, y recuerda, cuando hablo de éxito me refiero a beneficios directos para tu negocio, no al ego de lograr ser una marca famosa, pero sin ventas.

1. Diferenciación de Oferta – El cliente va comprar aquello que encuentre irresistible, así que lo primero a tener en cuenta es que tu Oferta, lo que ofrecer a tus clientes debe tener un diferencial irresistible a sus ojos y que lo aparte de forma clara de la competencia. Sin este factor no importa qué canal ocupes, siempre serás uno más.

2. Definición clara de tu target persona – Si no conoces con toda claridad el tipo de persona a la que diriges tu oferta, sin duda estarás hablando con todos y con nadie en las redes sociales. Define claramente quién es tu target y apunta tu comunicación a él, no a Google, no a todos los demás, sólo a tu target persona.

3. Personalidad de cada Red Social – Cada red social tiene objetivos, mecanismos y audiencia diferente, la forma de hablar e interactuar es diferente y tu marca debe reconocer estas diferencia y aprovechar al máximo la propia personalidad de las redes que usará para conectar con su target.

4. Contenidos prácticos y de valor – Si quieres destacar en la competencia feroz de contenidos debes hacer mucho más que solo publicar frases, artículos genéricos o curar contenidos. Para tener éxito en las redes sociales tus contenidos deben ser irresistibles, igual que tu oferta, que no haya duda en querer compartirlos, guardarlos o recomendarlos. Aquí radica el principal problema de las PYME, la falta de estrategia, trabajo y dedicación a contenidos variados: post, infografías, imágenes, videos, etc. ¡Aquí está tu mayor reto!

5. Experiencia del cliente – Tus contenidos, tu personalidad de marca debe generar una experiencia agradable, memorable a tu audiencia.

6. Emoción – Todo lo que provoque el lado emocional de tu audiencia (sin caer en cursilerías o cosas sin sentido para tu marca) es ideal.

7. Personalización – Todos queremos y compartimos a las marcas que nos mencionan y llaman por nuestro nombre. La personalización también va de ofertas segmentadas.

8. Engagement – ¡Aquí está el siguiente reto! Hay que saber conectarse con la audiencia, hablar, preguntar, compartir, charlar… es una sala de networking y quieres enamorar.

9. Activaciones constantes – Muy recomendable que mantegan participando a tu audiencia en concursos, sorteos, gamificación, encuestas y otras.

10. Tráfico y Conversiones – No pierdas el rumbo de la búsqueda de resultados, buscas llevar tráfico a tu sitio web, buscas generar leads y buscas motivar referencias sobre tu marca.

 


 

Como verás estar en las redes sociales no es una tarea sencilla que puedas encargar a tu sobrino porque le sabe a eso de las redes, es una estrategia de negocio para lograr objetivos concretos.

Un gusto compartir contigo… ¡Yeah!