Errores-Marketing-PYMES

Existen cosas imperdonables en la estrategia y ejecución del marketing de una empresa, la mayoría es simple sentido común, sin embargo vale la pena verificar que no estén sucediendo en tu PYME.

Aquí 12 errores que debes evitar a toda costa cometer en tu empresa.

1. Crear falsas expectativas.

No ser congruente es uno de los principales errores en una estrategia de marketing. La creatividad de tus mensajes debe igualar la realidad del servicio o producto que ofreces. Si en tu publicidad hablas de calidad, ésta debe reflejarse al primer contacto con tu marca. Exagerar en tu publicidad o promociones se revierte de forma contundente cuando tu consumidor vive una experiencia contraria a la prometida, así que cuida que todo aquello que digas sea verdad.

2. Condicionar lo gratuito.

Gratis es igual a Gratis, los “peros” no cuentan cuando regalas algo. No hay nada más molesto que llegar con la expectativa de recibir algo gratuitamente para darte cuenta que es una “trampa” para adquirir otra cosa.

No condiciones las promociones que usas como “gratuito” dejan mala impresión y el mensaje se revierte.

3. No cumplir garantías o dificultarlas.

Cuando usas las garantías en productos o servicios debes ser muy claro en cómo funcionan, procura ser lo más transparente posible y si usas esta estrategia debes cumplirla al 100% y de la forma más fácil posible, recuerda que un cliente molesto no se compara con un cliente que se siente estafado.

Reduce el riesgo de tus clientes toman al comprarte ofreciendo garantías, pero estate  preparado con un proceso simple para responder a ellas.

4. Escuchar al cliente y no responder.

La acción de hacer encuestas de satisfacción o de tener módulos de escucha y/o sugerencias requiere de la reacción de una respuesta a los comentarios de tu cliente, si éste percibe que no cambia nada después de haberse tomado el tiempo de comentarte sus opiniones o simplemente no se “siente” escuchado de nada abran servido tus esfuerzos.

Escucha al cliente si piensas hacer algo con ello. Respóndele y agradece su opinión, eso no significa que puedas hacer lo que te pide, pero si puedes hacerle saber que lo escuchaste.

5. Falta de imagen corporativa.

La imagen es importante en tu negocio cualquiera que sea su giro o tamaño. Tener una presencia integrada a través de un buen logotipo, colores corporativos, kit de marketing, presencia online y publicidad es un arma muy poderosa para reflejar el mensaje de la empresa. No puedes hablar de “calidad” y recibir a tus clientes en una oficina sucia o desorganizada. No puedes hablar de “belleza” y no cuidar que tu personal luzca bien.

Busca a un profesional y unifica la imagen de tu empresa, no es un gasto es una inversión en la personalidad de tu empresa que te proyectará más ventas y recomendaciones.

6. Pensar que tu negocio se vende sólo.

Sin duda puedes tener un exitoso producto o servicio, pero pensar que se venderá solo eternamente es un grave error. Tener un proceso de ventas y promoción claro y definido según tú presupuesto, mercado e ingresos es de vital importancia ya sea que estés empezando o estés en el mejor momento de tu negocio.

Busca los mejores canales online y offline para crear una mezcla sencilla, pero poderosa que permanezca siempre vendiendo y amplificando tus mensajes.

7. No contar con productos secundarios.

Cuando te enfocas a un solo producto o servicio está arriesgando tus apuestas, desarrollar productos secundarios que te permitan tener entradas adicionales a tu negocio es una idea inteligente para proteger tu negocio.

8. Bajar tu precio como estrategia.

Decidir bajar tus precios para atraer más clientes de la competencia es un error común y fatal en las empresas. Debes tener muy claras las razones por las que tu precio es mayor que el de la competencia, y debes comunicar estas razones de la manera correcta. Si tus clientes perciben que lo único diferente entre tú producto y el de la competencia está en el precio, tu problema es la falta de identidad, no de mercado o de precio.

9. Crear promociones sin valor para tu cliente.

Las promociones que ofrezcas deben ser de beneficio directo para tus clientes, no para tu empresa. Cuida de investigar muy bien qué “insights” pueden motivar a tu mercado a comprar más, adoptar tu marca o recomendarte.

Tus promociones deben estar basadas en ellos, no sólo en descuentos de precio.

10. No especificar horario de atención, peor aún no cumplirlos.

Todos tenemos prisas, el tiempo vuela cuando buscamos información, productos o servicios, así que estamos a expensas de los horarios de atención de las empresas que buscamos. Cuida tener esta información siempre presente en tu publicidad, página web, oficinas, etc.

Y por favor!! A cumplir los horarios de atención.

11. Tiempos de espera.

Una de las principales razones por las que un cliente decide cambiar de marca es la “atención que recibe” de la misma, y todos presumimos que la atención “personalizada” y de “calidad” está ligada con breves tiempos de espera.

En un mundo acelerado como en que hoy estamos esta variable se vuelve cada vez más indispensable en la toma de decisión de un cliente. Cuida tus procesos y reduce los tiempos de espera de tus clientes.

A veces suceden cosas extraordinarias en nuestra empresa que nos entorpecen los procesos de atención: el sistema se estropea, llegas tarde por el tráfico, no llego el proveedor y no tienes suficiente inventario, etc. Pero deben ser casos “extraordinarios”, “eventuales”.

12. Personal poco capacitado.

Queremos ayuda o información de personas que entiendan nuestras necesidades, que entiendan lo que buscamos y que sepan explicarnos cómo usarlo.

No contar con personal capacitado es fatal para tu negocio, no importa lo que vendas o a quién se lo vendas, si no tienes a alguien que sepa manejar esa información y sepa traducírsela al cliente para que cubra sus necesidades estarás desaprovechando oportunidades de venta y sumando malas recomendaciones.

Por una persona mal capacitada un prospecto puede calificar de “fatal” toda tu marca.

Como siempre espero que esta información te sea de utilidad. ¿Tienes otras ideas? Compártelas con nosotros.

Saludos