Folletería

Foto de Antonio Bonanno / photo on flickr

Una de las estrategias más poderosas y usuales en las empresas es el uso de material promocional en su Kit de marketing como la folletería.

Ya sea un tríptico, flyer, catálogo o brochure, este material es como un requisito básico para empezar a promocionar la empresa.

A pesar de esto me sigo encontrando muchas PYMES que no terminan de aprovechar su potencial por distintas razones.

  • No se toman el tiempo de conocer al mercado y con ello elaborar una buena estrategia de comunicación en su folletería.
  • No se toman el tiempo necesario para diseñar algo que sea atractivo para su mercado y los diferencie de la competencia.
  • No quieren invertir en buen diseño.
  • No le dan la dedicación necesaria al desarrollo de los contenidos en sus folletos.
  • Dejan que su material se desperdicie en una caja en la bodega de su oficina.

Así que para no caer en errores ¿cómo debes visualizar esta herramienta?

1. Tienes que tener claro el objetivo de tu folletería. Puedes ocuparla para:

                * Presentar tu empresa/producto/servicio. Posicionamiento

                * Promocionar un producto/servicio en concreto. Promoción

                * Ofrecer un listado de productos/servicios. Venta

2. Tienes que tener MUY claro a quién va dirigida. No trates de abarcar a todo tu mercado, aprende a segmentar y personaliza tu comunicación lo más que puedas según tu tipo de negocio.

3. Debes tener clara la imagen que deseas proyectar y ser congruente con ello. Si hablas de calidad, sin duda tu material debe ser de calidad. El diseño, las imágenes, las texturas, los acabados, así como el contenido van a proyectar la personalidad de tu marca. Cuida ser congruente no vendas más de lo que eres, pero tampoco te quedes corto por no querer invertir lo suficiente.

4. Elabora tu concepto. Ya que tengas claros los anteriores puntos es hora de trabajar en un concepto funcional y atractivo para tu mercado o segmento. Define:

                * Qué le quieres decir

                * Cómo se lo quieres decir

                * Qué le motivaría a la acción. Busca sus insights.

                * Qué acción quieres que haga con dicha información

                * Para qué vas a utilizar este material y dónde lo vas a utilizar

                * Dónde puede o debe localizarte

5. De preferencia acércate a un especialista, que te ayude a plasmar tu concepto en un diseño funcional y atractivo para tu mercado. Proporciónale la información anterior para que pueda ofrecerte un formato, colores, estructura, papeles y acabados que logren los objetivos que buscas.

Con estos sencillos pasos seguramente tu material será poderoso y estará más cerca de cumplir sus objetivos.

La siguiente parte es igualmente estratégica y es la que más comúnmente olvidan las empresas. Ya tengo mi material y ahora…. ¿Qué hago?

Lo que sucede con frecuencia es que se esperan que alguien llegue a su negocio a pedir informes y sólo entonces entregamos la folletería. Grave error!! La folletería hay que circularla, amplificarla y hacer que llegue a manos del mercado o segmento potencial para que te lleguen más visitas a tu puerta, a tu web o llamadas a tu oficina pidiendo informes.

Así que a continuación te doy algunas ideas de cómo distribuir tu folletería y moverla para que logre resultados. Ojo! hablo de folletería, no de volanteo.

Puntos Estratégicos. Coloca tus folletos en los lugares a los que acostumbra ir tu target. Colócalos en lugares visibles y de preferencia en acrílicos adecuados para su tamaño. Recuerda que será importante la imagen que proyecten ahí mismo.

Ferias y/o Congresos. Aprovecha los eventos de tu empresa o a los que tú asistes y reparte ahí mismo tus folletos.

Aliados Estratégicos. Entrega folletos a tus aliados estratégicos para que los repartan con sus clientes, por supuesto tú seguramente harás lo mismo con los suyos.

Clientes actuales. Un cliente actual es una poderosa referencia para atraer nuevos clientes, así que ofréceles tus folletos y pídele que los reparta entre sus amistades.

Proveedores. Son aliados a tu marca, así que también pueden ayudarte a amplificar el mensaje de tu empresa por medio de tu folletería.

Escuelas y/o Universidades. Son lugares donde se congregan diferentes tipos de mercado y la información fluye continuamente, así que según tu sector puede ser buena idea colocar tus folletos en estos lugares.

Médicos y Hospitales. En estos lugares casi siempre todos pasamos mucho tiempo cuando acudimos, esperando una cita, esperando visitar a alguien, etc. También son buenos sitios para dejar tu folletería.

Amigos y/o Familia. La fuerza de la familia y la amistad es un motor poderoso, pídeles ayuda y que repartan tus folletos entre sus conocidos.

Incubadoras de negocio. Ponerte en contacto con estas entidades te permitirá ser considerado por las empresas que van iniciando.

Asociaciones empresariales. Sin duda un punto sumamente estratégico para cualquier empresa. No olvides entregarlos en tus reuniones de networking.

Lo importante es que tu folletería debe “moverse” no quedarse estancada en tus oficinas esperando a que lleguen los clientes.

¿Tienes más ideas? Compártelas con nosotros.

Saludos.